El Taller de Miguel Angel

Busquedas relacionadas

Búsqueda personalizada

sábado, 5 de abril de 2014

Cómo dibujar un Retrato a Lápiz ( Paso a Paso) 1

Búsqueda personalizada
Uno de mis preferidos hobbies artísticos es definitivamente el retrato a lápiz. A diferencia de la pintura de paisajes o bodegones, en los que se explora el color y la forma, en el retrato él artista busca representar las emociones y sentimientos universales en su más grande expresión porque solo el rostro humano posee ese complejo catálogo de lo que llamamos personalidad. Podría decir sin exagerar que el retrato artístico representa  la sinfonía visual más profunda y verdadera de las artes plásticas. No por nada Miguel Ángel Buonarroti y Da Vinci vaciaron sus esfuerzos artísticos en el ser humano y particularmente en la expresión de su rostro.

Voy a hacer un retrato paso a paso que te iré explicando a detalle y con secuencias fotográficas para que intentes realizar el tuyo, ya verás que intenso y gratificante va a ser.
Los materiales que utilizaré serán: una buena cartulina de fabriano amarillo de 90 g/m2 de 29 cm x 41 cm, un lápiz charcoal o lápiz de carbón y mi inseparable goma moldeable para corregir ó ajustar algunos trazos.
Mi modelo en este caso será una chica que posa de frente; esto es porque al hacer un retrato de frente nos resulta relativamente más sencillo que en cualquier otra posición en escorzo, por ejemplo de tres cuartos, ya que reducimos el problema de la perspectiva al mínimo que para efectos prácticos, no considero necesario ahondar en este ejercicio.


Dato importante: El dibujar un rostro de hombre o de mujer adultos (18 – 60 años) implica el mismo problema técnico; es decir, el canon que utilizamos para dibujarlos es exactamente el mismo, lo que varía es la forma de las partes del rostro y los tamaños comparativos. El cráneo de la mujer, por ejemplo es más pequeño que el del hombre y sus rasgos faciales generalmente son más suavizados; algo que  siempre es notoriamente diferente en ambos es la forma de la quijada, que en la mujer es bastante más fina que en el hombre. El cuello también siempre es más delgado en la mujer.






Bueno, con estas pertinentes aclaraciones respecto a la posible duda de si este ejercicio se puede aplicar o no al retrato masculino, y viendo que si es posible, vamos entonces a empezar.
Montaremos nuestra cartulina en un cartón rígido o tabla de madera, para colocarlo de preferencia, si puedes, en un caballete; si no cuentas con uno busca colocarlo sobre una mesa en posición “casi” vertical; unos 45 grados, de tal suerte que lo tengas de frente a tu vista.-no dibujes sobre una mesa en posición horizontal, como acostumbran los principiantes; esta posición impide una correcta visualización de tus proporciones.


1.-Dibuja del lado izquierdo, aproximadamente en la posición que se ve en la cartulina el ojo izquierdo de la chica. Busca el mayor parecido con su propio ojo pero no lo detalles, solo hazlo a nivel de esbozo. Agrégale la ceja, también, esta nos servirá para ir proporcionando todo.



2.- Traza una línea inclinada (casi horizontal) por debajo del ojo y hacia la derecha. Digo, “casi” horizontal porque si observas con cuidado, la cara de la chica tiene esa ligera inclinación. Esta línea también nos dará la guía de la posición de los ojos. Agrégale esa pequeña línea vertical en el extremo derecho del ojo y que apenas se nota. Es importante porque nos servirá de referencia para dibujar la nariz. Ya lo verás.




3.- Ahora vamos a sacar la línea simétrica que divide a la cara en dos para de aquí dibujar el otro ojo. Para ello necesitas saber lo siguiente. La distancia que separa a un ojo de otro ojo es aproximadamente la longitud del ojo, algo así como si pusieras un ojo de la chica en medio de sus dos ojos y se amoldara muy bien en ese espacio. Apoyándote en este ojo imaginario ( color rosa en medio)  marca la mitad.  Puedes utilizar tu lápiz y tu dedo como herramienta de medida.

 
 
4.- Una vez hayas marcado la mitad en tu ojo imaginario rosa, ( este no lo dibujes, he?), traza la línea vertical. Cuida que esta se corresponda a 90 grados respecto de la horizontal que ya tienes. Márcala hacia abajo y hacia arriba formando una cruz. Tu trazo debe ser muy suave ya que más adelante lo vas a borrar, no pierdas de vista este dato, por favor.


5.-  Con este avance, la cruz y la referencia del ojo de en medio ( en rosa), podemos marcar sin mucho problema el lugar en donde deberá de ir el ojo derecho y dibujarlo. Utiliza tu dedo y lápiz como herramienta de medida. Hazlo solo como esbozo, pero buscando ya el parecido.
En donde termina mi primer ojo rosa, coloco una marca para dibujar el ojo derecho. Pongo otra marca en donde termina mi segundo ojo rosa para dimensionarlo bien.

Ya con mis marcas puedo dibujar el esbozo del ojo con más precisión y seguridad.
Así quedan por el momento los ojos. Les añadí la ceja y procuré darles el mayor parecido posible con los de mi modelo. Sobre la marcha los iré asemejando aun más.


6. Ahora vamos a determinar el tamaño de la cara, lo que nos permitirá, al mismo tiempo ubicar los lugares en donde irán la nariz, el nacimiento del pelo y la barbilla.  Para ello te voy  a pedir que pongas mucha atención en la modelo. Observa con detenimiento y calcula la distancia, ( lo más exacto posible ), que hay de las cejas a la base de la nariz y anotes la marca correspondiente en tu dibujo. Usa tu dedo pulgar y la punta del lápiz para “guardar” esa medida porque la vas a repetir hacia arriba, para marcar el nacimiento del caballo y hacia abajo para marcar la barbilla.

Sujetando el lápiz sin mover los dedos pulgar e índice tenemos una regla para trasladar medidas. El canon de las proporciones del rostro nos ayuda, sabiendo que la distancia que hay de las cejas a la base de la nariz es la misma que de las cejas al nacimiento del cabello y de la base de la nariz a la barbilla.


Ahora esta misma medida la trasladamos de las cejas hacia arriba y entonces ponemos la marca que corresponderá al nacimiento del cabello. Así es cómo nos indica el canon.  Ayúdate del lápiz y de tu dedo nuevamente para hacer esta operación.

Y finalmente trasladamos nuestra medida de la base de la nariz hacia abajo para marcar el lugar en donde dibujaremos la barbilla o mentón.

Así quedan determinadas las medidas principales que nos guiarán hacia el correcto dibujo del retrato. Te aconsejo observes bien las proporciones de estas medidas respecto de las de la modelo para que vayas ajustando todo.


Cómo dibujar un Retrato a Lápiz ( Paso a Paso) 2
Cómo dibujar un Retrato a Lápiz ( Paso a Paso) 3
Cómo dibujar un Retrato a Lápiz ( Paso a Paso) 4
Cómo dibujar un Retrato a Lápiz ( Paso a Paso) 5
Cómo dibujar un Retrato a Lápiz ( Paso a Paso) 6 Final

Te hago una invitación para que si estás en posibilidades me ayudes a sostener mi actividad de divulgación artística, haciéndome un donativo; de verdad te estaré muy agradecido. 





3 comentarios:

Comenta y ayúdame a mejorar

El Taller de Miguel Angel

Mi foto

Diseñador Gráfico de profesión y artista plástico por naturaleza.